El Día te Lleva o tú Llevas al Día

Imaginate llegando a trabajar, te sientas en tu lugar y te suena el teléfono, en la cual te comentan que hay un pendiente urgente que hay que realizar, por lo que dejas de hacer las actividades que estás realizando y te dedicas a desarrollarlo.

Te sientas en tu lugar, un te das cuenta que no has visto el correo, lo revisas y lees un correo con subject que dice “para realizar antes de las 12” y faltan 10 min para las 12:00, incomodo, te pones a desarrollar lo que te pidieron, y te siguen entrando llamadas, a lo cual, en un rato te mandan llamar a una reunión que no tenías programada.

No has comido y sigues atrasado, no has terminado de ver los correos y tienes una reunión con un cliente que su oficina está a 30 min, la reunión tarda 1.30 min y 30 min de regreso.

En esta reunión quedaste pendiente enviar información al cliente y llegas a generarla para realizar el envío, entre llamadas, conversaciones de compañeros de trabajo, correos y mensajes terminas el día diciendo “no hice nada en el día”.

¿Te ha pasado esto?. Terminas el día y te dices “no avancé nada en el día”

Esto se debe a varios puntos claves:

  • Te recomiendo generar 2 – 3 objetivos diarios los cuales tienes que tener finalizados al terminar el día.
  • Negociar y verificar lo que de verdad es urgente en la fecha que nos lo piden. Todo es urgente porque se nos ocurre, se nos olvidó u otra causa y lo queremos de ya, pero si hacemos compromisos a ciertas horas del día donde tengamos oportunidad de terminar nuestros pendientes y cumplir con nuestros colaboradores y compañeros podremos organizarnos
  • Dos veces al día. Recomienda una antes de irnos a comer y otra una hora antes de terminar nuestro día revisar el status de nuestros objetivos para buscar terminarlos antes de irnos

¿Han intentando organizar y controlar su día?