El Diablo Está en los Detalles

El día de ayer recordé una frase de un orador del siglo XVII George Herbert, que había escuchado en una película esta decía así:

“Por la falta de un clavo fue que la herradura se perdió.
Por la falta de una herradura fue que el caballo se perdió.
Por la falta de un caballo fue que el caballero se perdió.
Por la falta de un caballero fue que la batalla se perdió.
Y así como la batalla, fue que un(a) reino se perdió.
Y todo porque fue un clavo el que faltó”.

Y esto nos hablaba sobre cuidar los detalles y el efecto dominó en las actividades o proyectos, basta un pequeño error que no le des la importancia suficiente para perder o hacer que cualquier proyecto, tarea, inversión o actividad, pierda todo el impacto positivo que se planteaba al inicio.

A veces nos decimos “no seas tan quisquilloso, si algo falla lo corregiremos”, pero imaginemos que enviamos una publicación en un medio publicitario, que en el precio final cambiamos de 20,000 pesos a 2,000 pesos, solo porque nos falta un cero.

¿Qué impacto crees que tendría en el cliente o en otras personas ver esto?.

Visualiza que en casos extremos tengamos que cumplir lo publicado y perder mucho dinero, reputación o nuestro trabajo.

Lo importante es VERIFICAR todo lo que hacemos y siempre poner atención en los detalles, aunque realizarlo hará más lenta la ejecución de la actividad en un inicio, esto ayudará fuertemente para que no perdamos tiempo, dinero y esfuerzo en la corrección de los errores en el futuro.

Por lo que para evitar que el diablo se aparezca y se pierda el reino, revisa que la herradura de tu caballo tenga todos sus clavos siempre.

Coméntame si te ha tocado ver algunos anuncios, tareas o proyectos con pequeños errores que han trascendido o tuvieron impacto.

¿Qué te ha tocado ver como esto?